E.4.5. Mejoramiento en la calidad de la expresión oral

(Tomado parcialmente del curso: “Educación de la voz”, dictado por el actor Sr. Humberto Duvauchelle C. Primer Semestre 2003, Universidad de Concepción. Modificado y aumentado por Dr. Jorge N. Artigas. Segundo Semestre 2003).

La mayoría de las personas creen que la voz y la dicción que tienen es la que la naturaleza les proporcionó, que no tienen posibilidad de cambiarla o mejorarla, y el resto de las personas con las que conviven, deben aprender a respetarla, como cualquier otro rasgo de una persona destinado a socializar y comunicarse con ellos.

Salvo las personas que tienen defectos físicos concretos y que por lo tanto debieran recurrir a profesionales en fonoaudiología, el resto de las personas, puede mejorar su voz con ejercicios simples de respiración, vocalización y articulación. Nuestra voz es producto del tipo de aparato fónico con que nacimos, más la educación por imitación. Lograda de nuestro padres y grupo social en que nos desenvolvemos. Sólo de esta manera se entiende la forma de hablar, en general, de los argentinos y españoles, o de los peruanos, bolivianos y colombianos, los que comparados con el habla chileno, lucen asertivos, sonoros y con tonalidades graves. Mientras en Chile, usualmente el habla es baja o muy baja, casi inaudible, opaca, sin alcance, tímida y con frecuencia de escaso vocabulario y abundantes muletillas. La prueba que en gran parte la voz es imitada, se observa en los subdialectos tribales, donde nadie desea ser distinto al grupo. Así, es típico el hablar del lolo chileno (aunque los modismos varían rápidamente), del cuico educado, el cuma delincuente, los huasos reales y los que los imitan como una forma de ganar jerarquía, de los afroamericanos en USA, los estudiantes de Harvard. Esto se presenta en todo el mundo y, aparentemente es una herramienta de confirmación de pertenencia a un grupo, del grupo con el que deseamos ser identificados y del cual esperamos aceptación, comprensión y, eventualmente, protección (“eres de los nuestros”).

Sin embargo, existe un tipo de voz que identifica con la persona culta, entrenada en dar órdenes, explicar programas, rendir cuentas, dirigir la palabra en un homenaje o discurso y hacerse oír por los participantes de la última fila, contar comprensible y audiblemente una historia. Una voz que incluso en momentos de ira, terror o alarma, se mantenga sin estridencias guturales.

Este tipo de voz será reconocido por su tonalidad ligeramente baja, cercana al instrumento musical llamado chelo, su compás cadencioso y su volumen controlado, siempre cómodamente audible para el interlocutor.

En Chile, la mayoría de las personas hablan con voz gutural, formada exclusivamente en la garganta y forzando enormemente las cuerdas vocales. Ello conduce a graves disfonías en actores, profesores, charlistas, predicadores, e incluso en personas cuya sociabilidad la efectúan conversando.

Aunque ello no se acepte abiertamente, la forma de hablar, es una limitante para los profesionales, incluso en el proceso de selección para un empleo. Para nadie es desconocido que en Chile (aparentemente no es España ni en Argentina), la forma de hablar (tanto como lo dice como lo que dice), es posible asociarla a un estrato económico o cultural, de lo cual algunos creerán poder inferir conductas, comportamiento ético, lealtad, gusto, refinamiento, cultura, relaciones sociales. Por razones que los historiadores conocen y los lingüistas estudian, en Chile no se produjo la separación de acentos por regiones como sucedió en Argentina, Bolivia y Colombia. La población de Chile tiene un sólo acento en todo el país y las diferencias son principalmente culturales. Por esto, recomendamos a los próximos profesionales a cultivar su voz para agregar a sus capacidades humanas y técnicas una herramienta que facilite su comunicación.

EDUCAR LA VOZ

La respiración:

Usualmente las personas respiran usando la caja torácica (Respiración Costal Superior), es decir, abren las costillas, el esternón y las clavículas y, hundiendo el abdomen al levantar el diafragma y elevando la espalda. Esto provoca una tensión en la laringe y todos los músculos que la rodean. Es la respiración de la clase de gimnasia, de los deportes de esfuerzo, de los asmáticos y enfermos del pulmón, de los agonizantes. Este tipo de respiración usa principalmente la parte superior de los pulmones y como estas partes tienen menos área útil que las inferiores, la persona necesita respirar más veces para lograr satisfacer su necesidad de oxígeno, cansando los músculos participantes. Con esta respiración, se obtiene la voz inadecuada, aguda, poco audible y de gran desgaste para las cuerdas vocales.

La forma de respiración recomendada, tanto a expositores como a cantantes y actores, es la diafragmática (= Respiración Baja, Abdominal, Intercostal, Costo-Diafragmática), es decir, la que expande los pulmones, especialmente la parte media y baja, que es mayor, por medio de un descenso del diafragma, un músculo que se ubica interiormente casi a la altura del ombligo, el que debe ejercitarse para acostumbrarlo a participar en la respiración. En esta respiración, no participa la caja torácica como en la respiración anterior, sólo el diafragma, que al bajar produce la inspiración al lograr un aumento de la cavidad torácica y con ello la expansión de los pulmones en su totalidad y la inspiración-aspiración. Para expirar, el diafragma se contrae desde atrás hacia delante y arriba, disminuyendo la cavidad torácica y comprimiendo los pulmones que expulsan el aire. Como la mayoría de las personas no están acostumbradas a esta respiración o la desconocen totalmente, mediante ejercicios la puede activar y hacerla normal y con ello obtener resultados importantes en el perfeccionamiento y conservación de la voz.

Ejercicios para lograr la respiración diafragmática

(suelte el cinturón u otra amarra que no cede)

  1. Tendido boca arriba, aspire y retenga el aire en la zona entre las costillas falsas y el diafragma (“infle la guata”).
  2. Ponga las manos sobre el abdomen y sienta, no apriete, como el diafragma se contrae de atrás hacia delante y de abajo hacia arriba para soltar el aire.
  3. Repita inspiración y expiración lentamente. Inspirando sólo una pequeña cantidad de aire. El diafragma posteriormente regulará eso automáticamente.
  4. Trate de encontrar un ritmo de respiración que lo acomode, con el cual Ud. cree que podría mantenerse largo tiempo.
  5. Durante este ejercicio, trate de ir aumentando el tiempo de retención del aire hasta llegar a 30 o 40 segundo. Tómelo con calma, es sólo el inicio.
  6. Levántese lentamente, puede estar mareado.

Apoyando la voz:

Se entiende por “apoyar la voz”, emitir palabras en voz alta usando el aire producto de la respiración diafragmática, las que se producen en unas cuerdas vocales distendidas y con relación de los músculos circundantes.

  1. Tome un texto y léalo lentamente en voz alta. Use sólo el aire que va saliendo suavemente. Recuerde que si aspira mucho aire y lo expira fuerte, las cuerdas vocales se contraerán así como los músculos circundantes y la voz resultará tensa y opaca.
  2. Mientras lea, mantenga la mano puesta entre el ombligo y la punta del esternón, para vigilar que no ha cambiado a la mala respiración. Lo que en un principio le sucederá con frecuencia.
  3. Ponga atención en usar poco aire y que las palabras se produzcan en unas cuerdas vocales relajadas. Se producirá una baja en el tono (hacia el tono del chelo). Lo que resultará, es el tono personal de su voz.

El diafragma, como todo músculo, debe ser entrenado con ejercicios. Un diafragma entrenado proporcionará una voz apoyada y un hablar rítmico.

Ejercicios para reforzar el diafragma

  1. Ponga una mano en el ombligo y la otra abierta a 10 cm de su boca. Haga con golpes diafragmáticos, soplidos suaves y cortos contra la mano frente a su boca. Sin emitir ruido, salvo el del soplido, cante una canción. La mano en el ombligo vigilará que se mantenga en respiración diafragmática.
  2. Repita estos ejercicios de golpes del diafragma durante el día. Propóngase hacer 500 golpes diarios, en tandas de a 50. Recuerde el diafragma es un músculo y debe ser ejercitado.
  3. Lea en voz alta, lenta y rítmicamente, poniendo atención a su voz, que sin esfuerzo debe ir mejorando su volumen, y su alcance, sin que la laringe se afecte. Esto quiere decir que su voz se está apoyando.
  4. Saque la lengua y apoye la punta, firmemente, en el labio superior o, si le es más cómodo, saque la lengua y reténgala con los dientes. Trate de leer en voz más alta que lo normal y a un ritmo muy lento, tratando que se entienda lo más posible. No permita por ningún motivo que la lengua retroceda. Aspire aire a trechos cortos. Con la mano en el ombligo controle que el diafragma esté efectuando los golpes para la expiración.

Ejercicios para la amplificación de la voz (apoyo, tono y volumen) y ritmo.

El concepto de voz colocada o voz impostada significa que Ud. percibe la vibración de su voz sobre el labio superior, en los pómulos y oídos. Esta es la zona de identidad de su voz.

Ejercicios

1.Con el pulgar e índice, obstruya parcialmente las fosas nasales. Con notas bajas como de chelo o contrabajo, entone una melodía con U o M. Cierre los labios. La melodía debe vibrar en la nariz, nunca presionando la laringe (los pelos de la nariz pican o la nariz se humedece). Después de repetir este ejercicio, su voz normal sonará distinta, más baja tonalmente, más libre y enriquecida (amplificándola).

  1. La articulación es la capacidad de leer cada letra, especialmente las vocales y las consonantes d y s al final de las palabras. El ejercicio para mejorar la articulación, es leer muy lento, sin producir sonido algunos, pero moviendo exageradamente los labios y los músculos de la cara. Después de 2 a 3 minutos en este ejercicio, lea los mismos párrafos pero con sonido. Note cuánto mejoró su dicción (articulación). Repita el ejercicio hasta que los músculos de la cara empiecen a cansarse.
  2. El ritmo hace a la lectura en voz alta, así como al hablar, gratos de oír. La lectura pausada permite al que escucha captar la totalidad del discurso. Al leer, deben sonar todas las letras menos la h (en otros idiomas esto no sucede). Particular importancia tienen la d y s al término de una palabra y el respeto a los signos ortográficos. Puede practicar con esta fórmula: después de coma, tome un poco de aire, después de punto y coma tome aire, después de un punto seguido trague rápidamente saliva y después de punto aparte trague saliva y tome aire. Esto hace la lectura demasiado lenta, pero es un ejercicio útil para los lectores demasiado veloces. Durante la lectura, hay pequeñas detenciones no marcadas. Estas las hace el lector para su comodidad o para dar énfasis a algunas palabras. Algunas de esas pequeñas suspensiones se pueden hacer en la m o en la n de una palabra y antes de la enunciación del sujeto al término de una frase, para destacarlo.

Tanto los ejercicios para la respiración como para la voz, deben ejercitarse por 5 minutos 3 a 4 veces al día. Algunos, como Ud. habrá descubierto, pueden practicarse en el autobús, en el auto, en la cama, mientras camina.

El mejoramiento de su voz está ahora en sus manos.  No hay disculpa

Ejercicios

Ejercicios de: respiración, apoyo de la voz, articulación y oralidad. Lea:

Ejercicio Nº 1

La compatibilidad entre el estrés, las disfonías y la autoestima, son tratadas todos los meses en diversos cursos dictados en universidades contemporáneas.

Ejercicio Nº 2

La dignidad de su personalidad, podría estar basada en su voluntad y el valor que otorgaba, sin mezquindad, a su propia vulnerabilidad.

Ejercicio Nº 3

Los astros, las paredes solitarias y tétricas, formaban probablemente, parte importante en las técnicas de creatividad del autor.

Ejercicio Nº 4

Rubén Darío, Azul. “En busca de cuadros” (fragmento):

Sin pinceles, sin paletas, sin papel, sin lápiz, Ricardo, poeta lírico incorregible, huyendo de las agitaciones y turbulencias de las máquinas y de los fardos, del ruido monótono de los tranvías y el chocar de los caballos con su repiqueteo de caracoles sobre piedras, del tropel de los comerciantes; del grito de los vendedores de diarios; del incesante bullicio e inacabable hervor de este puerto; en busca de impresiones y de cuadros, subió al Cerro Alegre que, gallardo como una gran roca florecida, luce sus plantas verdes, sus montículos coronados de casas risueñas escalonadas en la altura, rodeadas de jardines, con ondeantes cortinas de enredaderas, jaulas de pájaros, jarras de flores, rejas vistosas y niños rubios de caras angélicas.

Juan Valera, 1888. Prólogo a “Azul” (fragmento).

(marcar el compás con las palmas. Las comas con 1 palmada al revés y el punto y el punto y coma con 2 palmadas al revés).

Natural es que el linaje humano se haya ensoberbecido con tamaños descubrimientos e invenciones; pero no sólo en torno y fuera de la esfera de lo conocido y circunscribiéndola, sino también llamándola en lo esencial y sustancial, queda un infinito inexplorado, una densa e impenetrable oscuridad que parece más tenebrosa por la misma contraposición de la luz con que ha bañado la ciencia la pequeña suma de cosas que conoce. Antes, ya las religiones, con sus dogmas, que aceptaban la fe, y la especulación metafísica con la gigante máquina de sus brillantes sistemas, encubrían esa inmensidad de incognoscibles, o la explicaban y la daban a conocer a su modo. Hoy prima el empeño que no haya ni metafísica ni religión. El abismo de lo incognoscible queda así descubierto y abierto, y nos atrae y nos da vértigo, y nos comunica el impulso, a veces irresistible, de arrojarnos en él.

PALABRAS LARGAS PARA EJERCICIO DE LA DICCION

(ARTICULACION)

 

EJERCICIOS PARA LOS FONEMAS a, ha, o Y ho APOYADOS.

Emitir el sonido apoyado y continuarlo en la lectura de alguna de las palabras expuestas a continuación: